1. Aparecen las primeras bóvedas del Cementerio Arquidiocesano con características arquitectónicas de tipo neoclásico, en frente del actual Parque Romero.

    Se levantó el Hospital San Juan de Dios, la primera institución de salud pública que atendió a los y las bumanguesas y que surgió de la iniciativa de la misma comunidad, en cabeza del sacerdote José Ignacio Martínez Un lugar relevante en la Batalla de Palonegro, pues atendían a los soldados heridos, y que posteriormente se convirtió en un lugar de beneficencia.

    Foto: Archivo y suministradas VANGUARDIA
  2. En 1880 familias prestigiosas y adineradas de la época, compraron un lote contiguo al Cementerio Arquidiocesano para ser enterradas allí. Así se da origen al Cementerio Particular, ubicado a poco pasos del Cementerio Arquidiocesano. En este lugar yacen los restos de los fundadores de la cervecería Clausen, Emilio Garnica, fundador de una de las primeras fábricas de tabaco ‘El Bueno Tono’ y del circo Garnica, entre otros, además de migrantes Alemanes, daneses, franceses e italianos que hicieron familia y sociedades comerciales cerradas.

  3. Las plazuelas que representaban un espacio de ocio y esparcimiento para la sociedad bumanguesa, se volvieron parques que reflejaban el imaginario civilista de le época, como es el caso de la plazuela del hospital que pasó a llamarse Parque Romero. En el año1888 doña Trinidad Parra de Orozco y don Anselmo Peralta donaron las manzanas al oriente que aumentaron el área para el entonces nuevo parque.

    En 1998 Las chorreras del Juan funcionan como el primer acueducto de Bucaramanga, conocido como el Acueducto de las tres B: Burro, barril y bobo. Pues el agua era transportada en barrilles sobre burros de carga y se decía que su dueño Juan Piza, tenía un 'bobo' encargado de los recorridos.

    Foto: Quintilio Gavassa Mibelli, 1900-10
  4. Entre 1901 y 1903. El área occidental de la ciudad, albergaba capas pobres y medias de la población, compuesta en su mayoría por personas dedicadas a la producción de artesanía, cigarrerías, lavanderías y oficios varios. También estaban concentradas casas solares y mediaguas, que se convertían en inquilinatos accesibles para migrantes, lo que acentuaba aún más la desigualdad social e incomodaba a las élites del momento, pues les consideraban como focos problemáticos.

    El 28 de febrero de 1902 se inaugura el Asilo San Antonio por la Congregación Hermanitas de los Ancianos Desamparados, construido con fondos propios de la congregación, limosnas, ayudas y donaciones de los vecinos del lugar.

    Foto: Saúl Meza
  5. Se inaugura el segundo camposanto universal en Colombia, propuesto por un grupo de masones, el Cementerio Universal también conocido como, el Cementerio de los Perros Liberales, en el que se sepultaban personas, extranjeras, ateas, judías, protestantes, liberales, parejas que vivían en unión libre, suicidas, prostitutas, entre otros, a quienes condenaba la iglesia Católica. Además de albergar figuras notables que contribuyeron al avance de la ciudad de Bucaramanga. Cinco años más tarde es designado por el estado, un conserje para que entierre los cadáveres de personas en condición de indigencia.

    Foto: Quintilio Gavassa Mibelli, 1900-10
  6. En 1924, se presenta la propuesta de construir un centro de atención mixto a pacientes con trastorno mental en Bucaramanga. En 1944 se realiza la compra del lote, y en el año 1953 comienza a funcionar oficialmente lo que hoy conocemos como el Instituto Psiquiátrico San Camilo. ''Con el fin de prestar sus servicios a los enfermos de reconocida pobreza que sufrían afecciones mentales y servicios de clínica o pensionados que por sus condiciones económicas no podían pagarlos. Cuando el Instituto Psiquiátrico abrió sus puertas, recibió 37 enfermas que se alojaban en el antiguo “asilo para dementes” y, pocos días después el Instituto San Camilo recibió a 52 enfermas trasladadas del 'asilo de locas' de Bogotá, dando servicio en total a 89 enfermas de tipo crónico.''

    Tomado de: Pagina oficial Hospital Pisquiátrico San Camilo.

  7. Hasta el año 1961 la Cárcel de Bucaramanga quedaba en el barrio La Concordia, pero los 120 presos de entonces, fueron trasladados a La Modelo ubicada en la periferia de la ciudad, sobre la Calle 45 (Ardila, 2019).

  8. El 13 de diciembre de 1987 se designa oficialmente un terreno ubicado en la calle 45 vía Chimitá con el fin de convertirse en un centro penitenciario para mujeres. La institución estaba a cargo de las Hermanas de la Caridad, y fue en 1989 que dicha dirección fue entregada al Ministerio de Justicia.

    Foto: Saúl Meza
  9. En el año presente, el entonces alcalde de Bucaramanga, Fernando Cote Peña, agrupó y ubicó a las personas que vendían flores en el Parque Romero, en pequeños quioscos que han venido evolucionando hasta nuestros días.

  10. En 2010, el Cementerio Universal es demolido para dar paso a la construcción del Viaducto Provincial La Novena, perdiendo así parte del patrimonio histórico de la ciudad. Un lugar que fue testigo de fenómenos que forjaron la sociedad bumanguesa.

    En 2015 al costado suroccidental del cruce de la calle 45 con carrera novena se alza un obelisco y una placa que dice: 'En memoria de los hombres libres y de buenas costumbres cuyos restos mortales han reposado en este lugar' Gran Logia de los Andes.